¿Puede un niño ser psicópata?

Publicado: mayo 29, 2012 en Medicina, Noticias

Imagen

Bien dicen que los niños pueden ser crueles en ocasiones, pero ¿cuál es el límite de esa crueldad? Algunas veces, los chicos sobrepasan el límite de una travesura y llegan a los límites de la psicopatía. Es por esto que el periódico The New York Times publicó un artículo con la opinión de diversos expertos sobre este tema.

Según el Dr. Robert Hare, de la Universidad de British Columbia, en Canadá, “Los psicópatas suelen provocar una buena primera impresión: casi toda la gente que los conoce los describirá como bien portados y reservados; asimismo, son palabreros y muy inteligentes, la mayoría con un coeficiente intelectual superior a la media. Todo esto les permitiría manipular y engañar a la gente”. Por eso de niños son inexplicablemente diferentes a los niños normales, más traviesos, a veces agresivos y mentirosos, menos susceptibles a la influencia y a las instrucciones, y siempre, siempre, desafían los límites de la tolerancia social.

Algunas conductas que se repiten en estos niños:

  • Mentiras repetitivas, despreocupadas y aparentemente inconscientes.
  • Indiferencia aparente o incapacidad para entender frente a los sentimientos, esperanzas y dolor de los demás.
  • Desafían a los padres, a los profesores, y en general, a las normas.
  • Están continuamente metidos en problemas y no se responsabilizan frente a las reprimendas y amenazas de castigos.
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
  • Trastornos de conducta.

Pero  ¿qué es la psicopatía?

“La psicopatía es un desorden complejo compuesto por problemas emocionales y de comportamiento. Se caracteriza por una falta de empatía y emotividad, y por un comportamiento impulsivo y una actitud narcicista y manipuladora”, explica la Dra. Inmaculada Jáuregui, de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, España. Pero no todos los profesionales creen que está definición sea la correcta. Para la Dra. Mairead Dolan, de la Universidad de Manchester, en Inglaterra, “No es posible asegurar que haya niños psicópatas: debido a que su personalidad está formándose, no contamos con las herramientas para diagnosticarlos como tales. No obstante, sí hay niños y jóvenes que presentan rasgos de psicopatía”.

A continuación algunos casos de “niños (con rasgos) psicópatas”

–          En 2009, Alyssa Bustamante tenía sólo 15 años, sin embargo, también tuvo el valor de asesinar a su vecina, Elizabeth Olten, de nueve. “La llevé a un bosque cercano, donde la estrangulé, luego le corté la garganta y la apuñalé cuando ya estaba muerta. ¡Fue genial!”, escribió la joven en su diario el mismo día del asesinato.

–          Eric Harris y Dylan Klebold, asesinaron a 13 personas e hirieron a 24 más cuando abrieron fuego dentro de la cafetería del High School de Columbine, en Colorado, en 1999. Luego del ataque, ambos jóvenes se suicidaron.

–          En 1993 Jon Venables y Robert Thompson, ambos de 10 años, decidieron secuestrar a un pequeño de dos años para divertirse; Jon y Robert se llevaron al niño hacia las vías del tren, donde lo apedrearon y torturaron; luego dejaron su cuerpo sobre las vías, cubierto de escombros, para que el tren lo destrozara, como de hecho sucedió, convirtiéndose así en uno de los asesinatos más impactantes en la historia de Inglaterra.

Aunque los psicópatas no suelesn ser exclusivamente el resultado de una mala educación por parte de los padres o de experiencias traumáticas en la infancia, éstas juegan un papel importante. Los factores sociales y la actuación de los padres influyen en la forma en que el trastorno se desarrolla y se expresa en forma de comportamiento.

Así el individuo con rasgos psicópatas que crece en una familia estable y tiene acceso a fuentes sociales y educacionales positivas puede convertirse en un estafador o en un criminal de cuello blanco o quizás en un empresario, político o profesional tenebroso, Y otro, con muchos de los mismos rasgos de personalidad, pero en un entorno privativo y perturbado puede convertirse en un un mercenario o un violento criminal.

En todos los casos, los factores sociales y el tipo de interacción familiar contribuyen a la hora de confirmar la expresión de comportamiento del trastorno.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s