¿Murió Jesús en la Cruz?

Publicado: mayo 29, 2012 en Misterios, Religión
Etiquetas:,

Por: D.L.

Casi todo lo que creemos saber de Jesús viene de los cuatro evangelios, Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Pero Mateo y Juan son los únicos que fueron miembros de los doce discípulos. Los únicos que estuvieron presentes en los hechos que describen. Los cuatro evangelios se escribieron aparentemente entre 40 y 100 años después de la crucifixión.

Vamos por puntos. Jesús fue crucificado, martillaron clavos en sus manos y en sus pies para castigarlo en la cruz, pero un hombre no muere por esas heridas, muere por sofocación. Al colgar de los brazos el pecho se comprime, es difícil respirar sin soportar el peso del cuerpo con las piernas, el tiempo hace que sea cada vez más difícil respirar…por ello la muerte por crucifixión demora varios días. La única forma de acelerar la muerte es quebrar las piernas para que sea imposible aguantar el peso y por lo tanto respirar. Pero los evangelios coinciden que Jesús murió después de tres y seis horas. Los discípulos quisieron sacar el cuerpo de inmediato pero Poncio Pilatos se los impidió, pues no creía que Jesús realmente estuviera muerto.

Tras ser llevado al sepulcro, tres días después Jesús resucitó. Pero en los evangelios la resurrección no está escrita para demostrar el milagro, no coinciden en los detalles. Para los estudiosos modernos esto fue escrito por un motivo “político”,  fueron los supuestos testigos los que se transformaron en líderes de la Iglesia. Incluso hoy el Papa se basa en la línea de sucesión directa de Pedro, el primer discípulo en ver la asención de Cristo. Algunos estudiosos se atreven a señalar que la resurrección fue creada como una herramienta sicológica para atraer creyentes.

Uno de los estudiosos del tema es  Miguel Lorente, Médico Forense quien afirma que Jesús no murió en la cruz, sino que entró en coma y horas después despertó. Esto lo señaló tras analizar los evangelios y la Sabana Santa de Turín. “ En la Sábana Santa hay indicios de un cuerpo limpio. El cuerpo tuvo que ser lavado. Las manos están bien delimitadas, pero no se ve el pulgar. Son, por tanto, manos en flexión. Esto no lo presenta un cadáver. Ese indicio de las manos y las manchas de sangre con signos de coagulación hablan de un proceso vital. Al evitarse la pérdida de sangre por coagulación, se muestra que no hubo pérdida hemorrágica de sangre posmortal”, relata el médico forense.

Hubo un coma superficial que hizo creer que Jesús estaba muerto, en opinión de Lorente. “Es un shock traumático. Este hecho es compatible con la percepción real de que estaba muerto y con la presencia de signos de vida. Jesús estaba en un estado de muerte aparente.

Imagen

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s