Las 10 peores comidas para el corazón

Publicado: agosto 16, 2012 en Actualidad, Medicina, Noticias
Etiquetas:, , , , , ,

Son comidas definidas como “diabólicas”, porque son factor de riesgo de la enfermedad cardíaca, que afecta a 82 millones de personas en el país, según la American Heart Association. Y los hispanos están entre los grupos de más alto riesgo. Por eso, conoce qué comidas puedes reducir o eliminar de tu dieta para cuidarlo en el Mes del Corazón, que se celebra cada febrero.

1. Hamburguesas

Para colaborar con una óptima salud cardíaca, la dieta de un adulto debe sumar a lo largo del día: no más de 2.000 calorías, menos de 1.500 miligramos de sodio, menos de 16 gramos de grasas saturadas y unos 300 miligramos de colesterol. Cualquier hamburguesa de cadena triplica estos números.

2. Bacon o tocino

La American Heart Association recomienda hacerlo a un lado. El bacon es la grasa que está entre el cuero y la carne del cerdo, así que es colesterol puro: una media libra está compuesta en un 84 por ciento de grasa, tiene demasiadas calorías (más de 1.000) y muchísima sal. Además de pocos nutrientes.

Millones en peligro

Según la American Stroke Association, el 90 por ciento de las mujeres tiene al menos uno o dos factores de riesgo de afección cardíaca. Y el principal, comenzando por las hispanas, es la obesidad. Por eso, un buen comienzo para cuidar al corazón es una dieta saludable.

3. Comidas étnicas

Empezando por la china, las comidas étnicas de restaurantes, incluso las hispanas, tienen un peligroso contenido de sal, que eleva el riesgo de enfermedad cardiovascular. Por eso, el consejo de la American Heart Association es hacerlas en casa, o elegir las verduras al vapor.

No a las frituras

Un ataque cardíaco ocurre cuando el flujo de sangre al corazón se bloquea, porque hay grasa acumulada en las arterias, lo que provoca la muerte celular, indica la Biblioteca Nacional de Medicina. Hay muchas causas para llegar a un ataque: fumar, ser sedentario, y tener una dieta alta en calorías, sodio y grasas saturadas.

Los hispanos, en riesgo

Según el Estudio de Salud de la Comunidad Hispana, realizado por los Institutos Nacionales de Salud, el 30 por ciento de las muertes en la comunidad ocurren a causa de enfermedades cardíacas altamente prevenibles.

4. Sandwiches industriales

Los preparados en cadenas o supermercados suelen tener demasiado fiambre. Y los embutidos son la peor opción para el corazón: pura grasa y sal. La American Heart Association sugiere elegir sandwiches sin fiambre, sólo con vegetales. El tomate, la lechuga y la cebolla, claro, siempre son bienvenidos.

5. Donuts

El problema con las donuts no es sólo su gran aporte calórico, sino que tienen un alto contenido de grasas “trans”, que son perjudiciales para el buen flujo sanguíneo. El 75 por ciento de las grasas “trans” que consumimos provienen de productos de pastelería comercial.

Signos de alerta

Cerca de 2.200 personas mueren cada día en el país a causa de enfermedades cardiovasculares, revelan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Por eso, durante todo febrero, se realizan actividades para recordar que se trata de enfermedades altamente prevenibles, teniendo hábitos de vida sanos.

6. Salad bars de mercados

Recurrir a las comidas preparadas que ofrecen los supermercados puede ser un error. Suelen tener un contenido de sal muy alto y, además, las opciones muchas veces no saludables están “camufladas” entre las que sí lo son. Consejo de los cardiólogos: elegir verdura, tomate y lechuga. Y NO agregar aderezos.

7. Entradas

Una tentación que también está en los salad bars son las entradas. La American Stroke Association dice: “evítelas”, en especial las que contienen pastas. La muy rutina hispana de entrada, primer plato y postre, puede agregar una peligrosa cantidad de calorías.

8. Papas fritas industriales

Al igual que las donuts, las papas fritas de cadena o restaurantes tienen muchas grasas “trans”, que perjudican la salud cardíaca. Y, otra vez, aparece la enemiga sal: una porción mediana de una cadena de comida rápida puede contener hasta 1.200 miligramos.

9. Snacks dulces

Son los enemigos número uno del peso. Para reemplazarlos, la American Heart Association recomienda: frutas, zanahorias y apio. En trozos, son fáciles de comer y dan una buena sensación de saciedad. Y no olvidar las pasas de uva, una alternativa dulce y sana.

Fuente:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s