Archivos de la categoría ‘Sectas’

El Chavo del 8 infierno

El Chavo del 8 sin duda es una de las series más populares de América Latina. En México aun sigue cautivando a multitud de generaciones. Y es que la serie tiene un encanto especial, con personajes notables y divertidos que han hecho y hacen reír tanto a niños como adultos. Sin embargo hay quienes ponen en duda la “inocencia” detrás de este inofensivo humor. Lea esta historia que asegura el “El Chavo del 8″ no es lo que parece. Seguramente terminarás pensando que se trata del cuento de algún fanático, pero aun así no deja de ser interesante.

 

Sartre escribió en su famosa obra “Entre cuatro paredes“, de 1945, que “el infierno son los demás“. No existe una definición de infierno que sea universalmente aceptada en la tradición teológica de occidente.

Según el historiador Jean Delumeau, en una entrevista en el libro “El fin de los tiempos“, el catolicismo tradicional, apoyándose en San Agustín, predicó la existencia “de un lugar de sufrimiento eterno para aquellos que hayan hecho el mal en esta vida y que nunca se arrepintieron” Esta noción, un tanto incongruente con la imagen de un Dios misericordioso, no prosperó fuera de la imaginación popular, siendo sustituida por el Purgatorio, desarrollado en el siglo II, principalmente por Orígenes. Nadie más podría ser condenado para siempre, sin embargo, a excepción de los santos, todo el mundo tenía que pasar un periodo variable de purificación, con la seguridad de la salvación al final.

San Ireneo no estuvo de acuerdo. Para él “los pecadores confirmados, obstinados, alejados de Dios, también se apartaran de la vida.” Por lo tanto, después del juicio final, los condenados serian borrados simplemente de la existencia.

La controversia continuó por los siglos, con nuevos panelistas:

Tomás de Aquino, Lutero, Joaquín de Fiore. En la literatura, Dante y Milton han creado poderosas visiones del infierno. La trilogía de condenados de Sartre, los sadosmasoquistas cenobitas de Clive Barker y los pecadores malditos Roberto Bolaños son recreaciones contemporáneas inquietantes del infierno.

Sí, Roberto Bolaños. Me refiero al actor, escritor y director mexicano Roberto Gómez Bolaños, conocido, casi en la exageración perdonable de Chespirito, o “pequeño Shakespeare” de México. Él es el creador de una de las más sutiles, brillantes y temibles representaciones del infierno en cualquiera de las artes: “El Chavo del 8“, el programa de televisión, como enseñó Baudelaire, “El mayor truco del diablo es convencernos de que no existe“, podemos concluir que ese mismo diablo no tendrá vendrá a presentar a sus dominios a través de estereotipos: la oscuridad, el fuego, tridentes, lava. En “El Chavo del 8″ de verdad “el infierno son los otros”.

Bolaños llenó su creación de señales que deben ser decodificadas para revelar su verdadero sentido de auto moralizar. La primera y más importante es el título.

Originalmente, el programa se llama “El Chavo del Ocho”, nadie sabe el verdadero nombre del protagonista, que nunca fue pronunciado. Solo se conoce como “El Chavo”. El nombre en sí es una adaptación brasileña de la palabra Chaves, una palabra corrompida de “chavo”, que significa “maldita”. Es cierto que un “niño”, o “chavo” es aquel que hace maldades: le trastoca el orden de lo que es moral y socialmente aceptado como correcto. En la interpretación libre, el “chavo” es un pecador. Por lo tanto, la serie trata de pecados. No de pecados mortales, de lo contrario sería muy difícil que los personajes generaran simpatía, sino de pecados capitales.

Contrariamente a lo que muchos creen, el protagonista no vive en un barril, sino en la casa con el número 8. Estando huérfano y sin hogar, fue recogido por una mujer mayor, que nunca fue mostrada, y que tal vez no exista. Si la muerte existiera de forma material, el número 8 estaría sutilmente asociada a ella. Solo se tiene que voltear el número 8 y se obtiene el símbolo de infinito. La muerte es infinita, porque no hay vida antes de la vida y después de la vida se pasa de nuevo a su estado anterior. La vida puede ser medida por el tiempo, antes y después es, por definición, infinita. Nada infinito, gracia infinita, purgarción infinita.

vecindad chavo

Esta vecindad del chavo no es más que un pedazo de infierno, especialmente preparado para recibir a sus invitados, muertos y condenados en el juicio final. Una variante cómica de “entre cuatro paredes”, donde dos mujeres y un hombre (además de un mayordomo… donde el Sartre Comunista no tuvo en cuenta el carácter representativo de la clase proletaria) se ven obligados a soportarse unos a otros para la eternidad, en un ciclo interminable de acusaciones y violencia. No es difícil imaginar la escena:

La Chilindrina molesta a Quico y le hace pensar que su padre es el agresor, desconcertado llama a Doña Florinda quien descarga toda su rabia en Don Ramón, mismo que después descarga su coraje en “El Chavo” y este a su vez agrede al Señor Barriga que llega a cobrar la renta a la vecindad. Mientras tanto, el profesor Girafales, ardiendo de deseo, llega a bebe café, con un ramo de rosas en su regazo, sin sospechar la causa, motivo, razón o circunstancia de tanta repetición.

callejon chavo

El escenario es un laberinto rizomático, sin centro, sin principio ni fin. Afuera de la vecindad hay una calle estrecha que conduce a un parque, a un restaurante y a un pequeño salón de clases.

Las variaciones, tales como Acapulco, son excepciones a la regla. El universo de personajes se reduce a este espacio claustrofóbico, donde un ambiente conduce a otro que lleva a otro que conduce a otro, de forma indefinida.

Los pecados cometidos en la vida son evidentes en sus características, miedos y frustraciones. El Chavo siempre con hambre, ha cometido el pecado de la gula. El glotón empedernido y su preferencia por el sándwich de jamón muestra desprecio por las leyes de Dios, que prohibía el consumo de carne de cerdo, un animal sucio. Enemigo de cualquier autoridad moral, él llama a su profesor “Maestro Longaniza”, otra referencia a la malograda delicia porcina.

Don Ramón, que trabaja en exceso para no trabajar después, cometió el pecado de la pereza. Constantemente requiere redoblar los esfuerzos de escape, para no pagar las indefectibles 14 meses de renta. Estos nunca se convierten en 15 meses, lo que indica que el paso del tiempo está suspendido. No es necesario recordar que 7 + 7 es igual a 14 y que, en la tradición de Cristo, 70 x 07 simboliza el infinito. De manera similar al 8, el signo de suma se convierte en multiplicación. Dios habita en los detalles.

La codicia del Señor Barriga es obvia. ¿Quién más podría cobrar el alquiler mensual casi todos los días? Los golpes que recibe del Chavo al llegar a la vecindad son parte de su castigo.

El pequeño marinero Quico, el niño más rico, es impulsado por la envidia. Cada vez que veía a uno de sus vecinos más pobres disfrutar de un juguete estropeado, la codicia le provocaba alegría e iba por uno de los suyos, siempre más grande y mejor, pero nunca le daba satisfacción. El juguete del otro, a pesar de ser claramente inferior, siempre parece más interesante. Un círculo vicioso de la envidia, nunca saciado.

La Chilindrina está marcada por una personalidad intolerante, enojana. Imitando a Goofy, que utiliza el coche como un arma agravante de su ira. Muerta en una accidente de transito trata de hacer lo mismo con el triciclo. Hubo muchas veces que pasó por encima de los pies y juguetes. Pero la musa que canta a la ira del poderoso Aquiles no le da importa la ira de la insignificante Chilindrina. Siendo la más débil y más pequeña físicamente de la vecindad, sólo puede llorar y llorar y llorar.

Florinda Girafales

Doña Florinda y el profesor Girafales son unos libertinos del tamaño del marqués de Sade y Mesalina (o ellos mismos). Maestros en el arte de la lujuria, y finalmente condenados por la eternidad a la abstinencia sexual. Frigida e impotente, que lo anhela con la mente, pero no con el cuerpo. Consumen interminables tazas de café que con propiedades estimulantes alimentan el fuego que no pueden consumar. El profesor Girafales fuma en el aula, no porque “El Chavo del Ocho” fuera grabado antes de la plaga de lo políticamente correcto, sino debido a la rara tradición postcoital de encender un cigarrillo, hacer un anillo de humo en el aire y preguntar “¿Te gustó?”. Incapaz de cumplir la primera parte del ritual erótico, sin saberlo, lleva a cabo lo segundo. No es sorprendente que la banda sonora de sus reuniones sea una adaptación de la banda sonora de la película “… Lo que el viento se llevó”. La última frase de la película es “mañana será otro día”. En el pueblo, siempre habrá otro día y otra taza de café“.

Doña Clotilde, la bruja del 71, sufría de extrema vanidad. El genio de Bolaños tuvo la delicadeza de invitar a la española Angelines Fernández, para interpretar al personaje. Una vez más el signo de una condenación eterna aparece: 71 no es más que 7 +1 = 8. Doña Clotilde era dueña de una mascota, significativamente llamada Satanás, llama la atención sobre otro elemento importante. La presencia de varios demonios vagando en la vecindad. Se trata de un demonio polimorfo. En algunos episodios Satanás es un gato, y un perro en otros. A diferencia de la paradoja pato-conejo de Jastrow, Wittgenstein y Thomas Kuhn, que servia para el desenvolvimiento de la razón, el gato-perro es una representación de la mística, el perro “en persona”.

En 1589 el teólogo Peter Binsfeld, en el libro “Clasificación de demonios de Binsfeld”, estableció que cada uno de los siete pecados capitales tiene un patrón infernal. Es revelador que, Lucifer, el nombre con el que muchos llaman a Satanás, genere vanidad. Los otros son la generación de la lujuria Asmodeo, Belcebú la gula, la avaricia, Mamón, la pereza Belphegor, Azazel la ira y la envidia Leviatán. No nos engañemos: ellos rodean la vecindad constantemente para promover el desorden, el dolor y la tentación.

Si el gato-perro de Lucifer / Satanás ayuda a difundir el rumor de que la señora Clotilde es una bruja, parece obvio que la bella muchacha Paty y su tía Gloria son Belcebú y Belphegor transformados en súcubos, demonios de sexo femenino, preparados para atizar el apetito del chavo y despertar al Don Ramón de su letargo. A su vez, el galán de las novelas Héctor Bonilla, quien visitó la vecindad, es nada más que Asmodeo en forma de íncuvo, demonio de sexo masculino, con la misión de romper la relación de la pareja de libertinos castrados. Ñoño es Mammón, instigando a su avaro padre a gastar en exceso. Popis es Azazel, incrementando la ira desconcertante de la Chilindrina con su inutilidad. Godínez es Leviatán avivando la envidia de Quico, con sus respuestas certeras en involuntarias al Maestro Longaniza. Los personajes de poca relevancia, como Doña Nieves, señor Hurtado, los jugadores de yo-yo, los estudiantes anónimos de la escuela, los clientes del restaurante, el personal del parque y la fiesta de la buena vecindad, y otros complementos, son entidades demoníacas más pequeñas, que funcionan para crear la ilusión de normalidad.

De hecho, los que frecuentaban la vecindad parecen atrapados de su condición. Los adultos por ser altamente centrados. Y los niños sufriendo una doble maldición, la condición de una regresión infantil, tal vez como un reflejo de la inmadurez emocional que los llevó a una conducta pecaminosa. Mientras que muchas personas sueñan con tener la experiencia de la madurez en un cuerpo joven, ellos se quedaron con el cuerpo que poseían a la hora de la muerte, pero no con su experiencia. Estas son las sutilezas de la burocracia infernal.

jaimito

Jaimito el cartero, en su papel como portador de mensajes, es el único representante de este lado. Un psíquico que trata de hacer contacto con otra dimensión. Su constante estado de fatiga es el resultado de un esfuerzo sobrehumano necesario para cruzar dimensiones. Prueba de ello es la descripción que da Jaimito de su tierra natal, Tangamandapio. El pueblo que existe en realidad, se encuentra al noroeste del estado mexicano de Michoacán, es una alegoría. Según el cartero, todo en Tangamandapio es colosal. Sería más grande que Nueva York y tenía una población de muchos millones de habitantes. ¿Qué podría ser tan grande?

Obviamente, no se refiere a un solo lugar aislado, sino a todo el planeta, la tierra de los vivos. Las cartas que está llevando son psicografias y la bicicleta que nunca deja es más un tótem, al estilo de “El Origen”. Necesaria para volver a la realidad.

En “El Chavo del Ocho,” Bolaños, o el Camus azteca, creó su propia versión del mito de Sísifo. El chavo y compañía están condenados a empujar por una empinada colina todos los días esta piedra enorme que siempre regresa, obligandolos al tormento del eterno retorno. La piedra de Quico es cuadrada, no rueda, se desliza. Es cómico, a pesar de trágico.

Ademir Luiz.

 

Fuente:

cruz-corona-de-espinas

En un reciente artículo de la revista Time se entrega una visión acerca de los daños que podría causar la religiosidad.

La religión puede ser una fuente de consuelo que mejora el bienestar. Sin embargo, algunos tipos de religiosidad podrían ser una señal de problemas más profundos de la salud mental.

Al ver a sus hijos orar con más ganas que de jugar videojuegos, la mayoría de los padres gritarían: “¡Aleluya” o cualquiera que sea su expresión de alegría. Y deberían. La investigación muestra que la religión puede ser una fuerza positiva en la vida de los niños, al igual que lo puede ser para los adultos.

“La religión“, dice Bill Hathaway, una psicóloga clínica de la religión y Decano de la Facultad de Psicología y Consejería en la Universidad Regent, “tiene que ver con que el niño tenga un mayor sentido de autoestima, un mejor ajuste académico y menores tasas de abuso de sustancias y comportamiento delictivo o criminal.”

Así que si su niño está inmerso en las Escrituras después de la escuela y ora con regularidad durante todo el día, puede respirar un suspiro de alivio. Es un buen chico. Mi hijo está bien.

O tal vez no… La devoción de su hijo puede ser algo grande, pero hay algunos niños cuyos ritos religiosos necesitan una mirada más profunda.

Para estos niños, una práctica con exceso de celo de su fe familiar – o incluso de otra fe – puede ser un signo de un problema de salud mental subyacente o un mecanismo de defensa para lidiar con el trauma o el estrés sin dirección.

Los terapeutas privados informan que están viendo a niños y adolescentes a través de una serie de creencias religiosas cuya práctica puede ser problemática. La cantidad de tiempo que dedican a la oración, o a otros actos de la práctica espiritual, no es tan importante, dicen, como la calidad de esta devoción, y si ayuda a los niños o lugar de ello los aíslan y debilitan su trabajo escolar y sus relaciones. Los niños con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), por ejemplo, rígidamente pueden repetir versos sagrados, por ejemplo el Ave María o centrarse en otros rituales menos por un sentido más profundo de su fe, sino más bien como una expresión de su trastorno. “Parece positivo, pero podría ser negativo”, dice Stephanie Mihalas, profesor de la UCLA y psicólogo clínico licenciado.

Tal comportamiento ritualista, dice, también puede reflejar la manera de un niño de hacer frente a la ansiedad, y en realidad no podía ser más espiritual que el lavado de manos fanático o el temor a caminar sobre las grietas de las baldosas de la calle. “Estos niños temen que si no obedecen sus reglas religiosas perfectamente”, explica Carole Lierberman, MD, un psiquiatra de Beverly Hills, “Dios les castigará”.

Algunos niños sufren de escrupulosidad, una forma del trastorno obsesivo compulsivo que implica un sentimiento de culpa y vergüenza. Las víctimas se preocupan obsesivamente de que han cometido blasfemia, han sido impuros o han pecado de otra manera. Ellos tienden a concentrarse en ciertas reglas o rituales en lugar de en la totalidad de su fe. Se preocupan de que Dios no los perdonará. Y esto puede señalar el inicio de la depresión o la ansiedad, dice John Duffy, un psicólogo clínico del área de Chicago que se especializa en adolescentes. “Los niños que han cometido “errores” con el sexo o el consumo de drogas”, dice, “pueden tener dificultad para perdonarse a sí mismos”.

Tal meticulosidad con las prácticas religiosas no parece tan dañina, pero los comportamientos extremos, como los delirios o alucinaciones pueden ser un signo de enfermedad mental grave. Al ver y escuchar cosas que no están allí pueden ser síntomas de psicosis maníaco-depresiva, trastorno bipolar o esquizofrenia de inicio temprano. Pero los padres pueden estar menos en sintonía con tal comportamiento poco saludable cuando se produce bajo el pretexto de la fe.

No es raro que los niños de familias en las que la discordia marital, la dura disciplina, el abuso o la adicción están presentes, realicen rituales de protección. Si saben que sus padres aprueban la religión, dice Lieberman, “se trata de ser niños buenos y permanecer por debajo del radar del cáos de la familia o de la rabia de los padres. O, como Mihalas ha visto, algunos niños incluso empujan a sus ya practicantes padres a ser aún más estrictos, por temor a que la catástrofe golpee si no.

¿Cuándo levanta estas banderas rojas la religiosidad? La prueba fundamental se centra en cómo los niños están funcionando en el resto de sus vidas. ¿Están haciéndolo bien en la escuela, practican deportes o música, se socializan con amigos? Si es así, entonces su fe es probablemente una fuente de fortaleza y capacidad de recuperación. Si, parece que las prácticas religiosas y rituales pueden haberse adueñado de su vida cotidiana, y desplazado sus actividades normales, los expertos sugieren tomar medidas para comprender lo que está provocando que se centren en la fe.

Fuente; Fuente2

DOCUMENTOS INEDITOS!!

El 19 de abril de 2005, el cardenal Ratzinger fue elegido Sumo Pontífice. No sabía entonces que, al igual que sus predecesores, iba a encontrarse con un hueso duro de roer: el IOR (Instituto para las Obras de Religión) o Banco Vaticano.Los cuervos del Vaticano revela una historia de mayordomos traidores, filtraciones de documentos, comisiones secretas de investigación, del servicio de espionaje y contraespionaje del Vaticano, de prelados que denuncian la corrupción y que son alejados de inmediato de San Pedro, lavado de dinero, altos miembros de la mafia siciliana, un complot para asesinar al Papa, una adolescente desaparecida y supuestamente utilizada como esclava sexual, una guerra entre periodistas y directivos de la prensa católica, un presidente del IOR cesado y con miedo a ser asesinado…. Y es que, en el Estado de la Ciudad del Vaticano, la realidad siempre supera a la ficción.«Sin justicia, ¿qué son los reinos sino una gran banda de ladrones?

Documentos y libros.

AQUÏ

El desayuno

Existe la estúpida creencia de que hay que desayunar abundantemente para tener energía todo el día. Lo que ocurre en la realidad es que el organismo gasta toda su energía en tratar de digerir el desayuno, y llega a la hora del almuerzo sin fuerza y con la tostada muerta de risa flotando sobre el café con leche. En resumen, a veces la costumbre se impone a la lógica: un desayuno sustancioso no aporta energía, sino que la consume.

En cambio, los alimentos que contienen mucha agua son los más fáciles de digerir (nos dan energía casi instantánea) y nos mantienen hidratados. De hecho, lo primero que se aconseja hacer al despertarse es tomar agua, hidratarse bien.

Y el mejor desayuno acuoso es la fruta. Ni lácteos, ni panes, ni café ni mucho menos carne. Quien se proponga desayunar sólo fruta durante diez días, y el día 11 intente incorporar una tostada con manteca, sentirá que está tragando una piedra. La sentirá en el estómago durante las seis u ocho horas que dure su digestión. En cambio, las frutas se digieren en 20 minutos.

En cuanto a la pérdida de peso, que es lo que te preocupa, gordita lectora promedio de Cibermitanios, al haber consumido sólo fruta con el estómago vacío ya te habrás ahorrado una comida y tendrás energía suficiente para eliminar las grasas de la cena de navidad de 1998. Y la fruta no engorda a menos que se combine con otros alimentos.

Aclaraciones: “Y el mejor desayuno acuoso es la fruta. Ni lácteos, ni panes, ni café ni mucho menos carne” significa exactamente eso, que el mejor desayuno acuoso es la fruta, porque es más fácil de digerir y sobrecarga menos el sistema digestivo, liberando rápidamente la energía que aportó para su uso en otros procesos que nos sean la digestión. Aún espero la prueba de que supuestamente los nutrientes de la fruta tardan más en asimilarse que los de otros alimentos.

Las dietas

Las dietas para adelgazar no funcionan. Para bajar de peso se necesita que haya energía disponible para quemar grasas. Por lo tanto, cuanto más fácil de asimilar sea un alimento, más rápido se liberarán los recursos energéticos que el cuerpo requiere para el proceso de desintoxicación que es bajar de peso. Así como alimentarse no se trata de llenar el estómago con cosas, sino de extraer sustancias útiles, bajar de peso no tiene nada que ver con comer menos, sino con evitar comer basura.

La digestión es el proceso que más energía consume en todo el organismo, y suele durar casi todo el día. Pero cuando acaba la digestión y el cuerpo dispone de toda esa energía, se dedica a expulsar toxinas (incluyendo a la grasa excedente). Bajar de peso es algo natural y no hay otro modo de hacerlo que usando la energía de los alimentos.

Además, cuando alguien por fin logra comenzar una dieta, no sólo se alimenta mal sino que también sólo piensa en una cosa: terminar la dieta para poder comer. Porque es una tortura, porque es antinatural. Y es inútil, porque, en cuanto la dieta termina, uno le echa sal al libro de recetas dietéticas y se lo come crudo.

La única dieta eficiente es facilitar los procesos naturales de desintoxicación mediante el consumo de alimentos fáciles de digerir, que dejen tiempo libre entre comida y comida para que el cuerpo no gaste sus energías en un círculo vicioso. Esta dieta es un hábito que debe durar toda la vida.

Aclaraciones: Cuando digo que las dietas para adelgazar no funcionan, junto con todo lo que sigue, es evidente que estoy diciendo que no funcionan a largo plazo, porque la dieta lleva toda la vida, quiérase o no. Es decir que, comer menos por un tiempo, te hará bajar de peso por un tiempo, lo cual no considero suficiente para entender que tal sistema funcione. Un hábito alimenticio saludable de por vida es lo único que te mantendrá en un peso óptimo, saludable. Por otro lado, quien pueda demostrar que no se necesita energía para quemar grasas, tendrá mis correspondientes disculpas públicas y probablemente gane un premio Nobel.

Las proteínas


Otra creencia sin fundamentos es que hay que ingerir muchas proteínas. En realidad, el exceso de proteínas es tan peligroso como su escasez, y es una de las causas de los problemas de peso. La frase “alimentos ricos en proteínas” no debe engañarte: hay serpientes ricas en veneno, pero eso no las hace buenas.

Las proteínas son las sustancias alimenticias mas complejas y más difíciles de asimilar, porque deben ser desintegradas y reelaboradas. A diferencia de las frutas, los alimentos ricos en proteínas tardan entre 25 y 30 horas en ser digeridos. El alimento más rico en proteínas es la carne, y su digestión lleva más del doble de ese tiempo.

Esto no significa que no necesitemos proteínas, pero sí que no debemos preocuparnos por ellas. Es prácticamente imposible quedarse sin proteínas, por mucho esfuerzo que se haga: todos los alimentos las tienen, incluso los vegetales, y necesitamos muy poca para sobrevivir.

Además, hay un pequeño detalle: la proteína que tiene la carne de cerdo, por ejemplo, es proteína de cerdo. Nosotros necesitamos proteína humana (sin canibalismo, por favor). Las proteínas que se comen no se asimilan como vienen; el cuerpo debe fabricar su propia proteína a partir de los aminoácidosque hay en la comida.

Por otro lado, las proteínas no aportan energía al organismo. La energía viene de los carbohidratos. También la grasa puede proporcionar energía, pero únicamente si se han agotado las reservas de carbohidratos, lo cual no suele ocurrir, a menos que el gobierno haya vendido la fábrica a una empresa extranjera.

Aclaraciones: Poco más hice que decir que es un mito que se necesite ingerir grandes cantidades de proteínas. Sí, necesitamos proteínas, pero no en grandes cantidades, ya que debemos gastar energía para desintegrarlas y reconstruirlas en proteínas humanas. Quienes sostienen que “da igual si la leche ha sido para un becerro o para un ornitorrinco”, no entiende los procesos de la digestión. Por mucho que cueste imaginarlo, una proteína en una banana no es lo mismo que la misma proteína en un frasco de pegamento, sencillamente porque el organismo debe realizar diferentes tareas para extraerla.

La carne


La carne casi no aporta beneficios al organismo. A pesar de que el 20% del peso de un pedazo de carne es pura proteína, ya vimos que esa proteína no puede ser asimilada por un ser humano porque fue creada por otro animal para satisfacer sus necesidades exclusivas.

Nuestro cuerpo no necesita más de 50 gramos de proteína por día, por lo que la carne es siempre una sobredosis que el organismo debe esforzarse por eliminar. Nuestro organismo debe desintegrar las proteínas animales y reutilizar sus componentes para sintetizar proteína humana y luego eliminar toda la proteína que le sobró.

No aporta absolutamente ningún tipo de energía al cuerpo porque no tiene carbohidratos, y su cocción elimina casi todo rastro de vitaminas.

Por eso es que los animales más ricos en proteínas (y los más fuertes, como el elefante) no comen otros animales. Comen pasto. En cambio, el león, carnívoro por excelencia, necesita dormir 20 horas diarias para volcar sus recursos energéticos en la digestión.

Sería demasiado hipócrita si te recomendara hacerte vegetariano, pero sí te recomiendo que elijas tu comida por las razones correctas: el único beneficio exclusivo de la carne es su sabor. Además, no se puede ser del todo justo: los vegetarianos respetan más a los animales, pero odian a las plantas.

Aclaraciones: Es cierto que la carne aporta proteína. Es una increíble fuente de proteínas. También las inundaciones son una gran fuente de agua, y sin dudas necesitamos agua para vivir. El punto es que la abundancia NO es razón suficiente para ingerirlas sin mirar el resto de sus efectos. La carne demanda un gasto de energía excesivo, y es eso lo único que dije, palabras más, palabras menos. También creo que quedó claro que no soy vegetariano (ni pienso serlo jamás) y no estoy incitando a abandonar la carne. Hablé claramente de comerla por las razones correctas (comer carne por miedo a quedarse sin proteínas es ridículo).

La leche


La leche es el alimento más tóxico de la dieta moderna, pero tiene muy buena prensa, así que no te voy a culpar si no me crees. Pero te hago un resumen: la leche de vaca es para bebés de vaca. Los bebés de vaca tienen cuatro estómagos exclusivamente destinados a digerir la leche de vaca hasta que aprenden a alimentarse por sí mismos.

La leche es un alimento preparado para fortalecer un mamífero en desarrollo. Ya a los tres años de edad, los seres humanos dejamos de producir las enzimas necesarias para digerir la leche (lactasa y renina), y por eso le agregan bacterias que las digieren por nosotros. Peor aún, nuestro organismo nunca estuvo preparado para digerir esa sustancia. En caso de beber leche, debe tomarse absolutamente sola.

El ingrediente de la leche que fortalece los huesos es la caseína. Pero la leche de vaca tiene 300 veces más caseína que la leche humana, que se acumula en nuestros estómagos como sarro y requiere tremendas cantidades de energía para ser eliminada. Incluso debemos usar la energía de la poca leche digerida para eliminar ese exceso de caseína, que por ser tan adherente es el principal componente de los pegamentos, las pinturas y algunos plásticos.

En este planeta hay sólo un animal que sigue mamando después de la infancia, lo cual es bastante perturbador. Y es un mito cultural que se necesite su consumo; hay una leche específica para cada especie, así que, a menos que tengas dos años de edad y estés buscando tener huesos de vaca, no es una buena idea tomar leche para bebé de vaca.

Aclaraciones: En realidad, la vaca no tiene cuatro estómagos, sino uno dividido en cuatro partes que, es un estado evolutivo en donde un estómago se está dividiendo para formar cuatro órganos especializados. Es decir: no es lo mismo que tener dos pulmones, ya que cada uno hace una cosa distinta. Algunos contradijeron que la caseína sea responsable de fortalecer los huesos; no lo hace directamente, sino cuando entra en contacto con el calcio, generando paracaseinato de calcio. La leche humana es la que menos cantidad de caseína tiene de todas las especies mamíferas analizadas. Cuando haya nuevos datos que digan que la vaca tiene menos caseína y que, por consiguiente, estamos biológicamente preparados para consumirla, cambiaré las partes donde dije lo contrario. Otro comentario pregunta de dónde saco la idea de que le ponen bacterias a la leche. ¿Nunca oíste hablar de L. Casei Defensis, por ejemplo? Sobran los detalles, pero no es la única bacteria de la leche (algunas se hayan allí de forma natural; otras son añadidas o estimuladas artificialmente). Además: la leche impide la absorción de hierro y puede provocar anemia; la descomposición de la lactosa genera galactosa, que está asociada al cáncer de ovario y que más tarde se convierte en galactitol, que produce cataratas; la leche de vaca contiene estrógenos de vaca que son especialmente dañinos para las mujeres (cáncer de mama).

El calcio

Es cierto que la leche de vaca es muy rica en calcio (mucho más que la leche humana), pero también lo es el mármol -y comer mármol hace de todo menos fortalecer los dientes-. El calcio de la leche no es fácil de extraer y no aporta más beneficios que maleficios. Tomar leche de vaca para obtener calcio -dice un nutricionista- es tan ridículo como comer tabaco para obtener aminoácidos.

El calcio de la leche es una mezcla de mercurio, cal y cosas por el estilo que requiere otras sustancias que lo puedan disolver -principalmente vitamina D-, y es imposible ingerir tanta vitamina D como para aprovechar todo el calcio de la leche. La mayor parte es expulsada mientras uno lee la etiqueta del frasco de shampoo. Para empeorar las cosas, el té y el café incrementan la velocidad de eliminación de calcio.

La buena noticia es que el calcio abunda en la gran mayoría de las verduras, frutas y semillas. ¿O creías que la vaca adquiere el calcio tomando leche de hipopótamo? Sólo come mucho pasto. Excepto las de Mc Donalds, que probablemente funcionan a luz solar.

Además de la construcción de los huesos, uno de los papeles más importantes del calcio es el de neutralizar la acidez, por lo que una dieta muy ácida (como la leche de vaca) termina robándonos el calcio que podríamos usar en los huesos, y que obtuvimos exclusivamente de los productos de origen vegetal. Toda una paradoja.

La famosa y temida “deficiencia de calcio” se trata generalmente de un exceso de acidez. Cambiar a una dieta menos ácida es suficiente para tener huesos, dientes y uñas sanas. Por supuesto que esto no se aplica a los bebés, que deben tomar mucha leche humana, que es más nutritiva y viene envasada en uno de los mejores inventos después del trasero humano.

Aclaraciones: Con respecto a la frase “El calcio es una mezcla de mercurio, cal y cosas por el estilo”, que tiene más detractores que el holocausto: el calcio que nos beneficia no es únicamente el elemento calcio de la tabla periódica. Así como en las etiquetas de los productos alimentarios se agrupan todas las vitaminas bajo la palabra “vitaminas” y todas las proteínas bajo la palabra “proteínas”, etcétera, se suele agrupar dentro del término “calcio” a un montón de elementos distintos, generalmente metales -como el mismo calcio- entre ellos, el mercurio, créase o no, ya que nuestros huesos lo requieren (en cantidades muy modestas, por supuesto). El calcio, en general, no se encuentra puro en la leche, sino que viene “pegado” a otras moléculas, algunas de las cuales nos sirven y otras no, y que en cualquier caso el organismo debe separar para poder aprovechar sus cualidades. Recién después de gastar energía en esa separación, el sistema digestivo “ve” qué le es útil y que no, y debe eliminar el exceso de calcio.

El café


El café tiene cafeína, y la cafeína es una potente droga psicoactiva. No hay forma de disfrazar ese hecho. Incluso hemos visto que varias tazas diarias pueden ocasionar alucinaciones. La cafeína estimula el sistema nervioso central de un modo muy similar al que lo hace la cocaína, y es muy adictiva, física y psicológicamente. Todo esto sin mencionar sus efectos dañinos en el sistema digestivo… Bueno, los voy a mencionar…

Obliga al páncreas a producir insulina, que a su vez altera los niveles de azúcar de la sangre. Pero eso no es nada: incluso el descafeinado es tóxico, porque el problema principal del café es que es ácido. Quiero decir, el café es un ácido. Tan ácido que obliga al estómago a abortar cualquier digestión que esté realizando para preocuparse por él, con la consiguiente pérdida de sustancias nutritivas y daño para los tejidos.

El té es tan malo como el café, y una taza de cualquiera de los dos necesita 24 horas para ser procesada por los riñones, incluso sin tragarse la taza.

Un dato interesante para las mujeres: los anticonceptivos orales duplican el tiempo de eliminación de la cafeína. Un dato interesante para hombres: las mujeres diabéticas no tuvieron muchas oportunidades de chupar chupetines1 durante la infancia, ergo.

La cafeína es un veneno creado por las semillas de café, entre otras, originalmente con fines pesticidas: atonta, paraliza y mata a los insectos que intentan comerlas (he aquí una prueba). Aún así, el Ser Humano consume 120.000 toneladas de cafeína pura al año, más que ninguna otra droga en el mundo.

Aclaraciones: La cafeína es una droga. Produce adicción y modifica los estados mentales. Quien sostenga lo contrario, es sólo un terco. Por otro lado, algunos intentaron justificar su acidez diciendo que el estómago también posee ácidos. Malas noticias: no todos los ácidos son iguales. Por ejemplo, la vitamina B5 es un ácido, y es esencial para la vida. El ácido sulfúrico puede derretir un caballo con estómago y todo en 10 minutos (ok, exagerado, pero cierto). Nuestro estómago está preparado para los ácidos del estómago, pero no para los del café. Se entiende que hablo de excesos; nunca dije que sea fatal tomar un par de tazas de café, pero tampoco es lo ideal para la digestión.

Las gaseosas


Ya me ocupé de varios mitos sobre la Coca-Cola, pero se trataba de casos en los que la verdad era mejor que el mito. En este caso, hablaré sobre verdades negativas de cualquier bebida gaseosa.

Como vimos hace poco, en este tipo de refrescos abunda una sustancia llamada ácido fosfórico, que causa envejecimiento prematuro. El azúcar también acelera el envejecimiento, y estas bebidas prácticamente tienen más azúcar que agua. (Sin embargo, el azúcar es importante porque aporta energía a largo plazo, pero hay mejores formas de obtenerla, como asaltando una pastelería, por no repetir “comer fruta”.)

A pesar de que el exceso de azúcar de las gaseosas engorda y perjudica de diversos modos, peores son las bebidas “light”, porque en lugar de azúcar contienen directamente veneno. Podrás comprobar que todas las gaseosas dietéticas tienen una advertencia en la etiqueta.

La Coca-Cola es especialmente perjudicial para los niños por la elevada dosis de cafeína que contiene, que ya vimos que es mala. Pero, ¿por qué le ponen cafeína? Para provocar adicción. No hay otra razón, ya que la cafeína no le aporta sabor ni propiedades beneficiosas para el organismo. De nuevo: la cafeína es un ingrediente psicoactivo, y es miles de veces más dañino y adictivo que la marihuana.

Aclaraciones: «Los controles sanitarios, de hecho, permitieron en múltiples ocasiones gran variedad de edulcorantes que luego debieron ser prohibidos o limitados por sus efectos adversos; casi todos fueron a juicio por demandas de los consumidores; cada nuevo reemplazo de esos edulcorantes siguió el mismo camino. Cada pocos años, cambia completamente el tipo de edulcorante permitido porque no se logra dar con uno efectivo y saludable. Esto también es fácil de comprobar con una mínima investigación, aunque sí te acepto que quizá exageré un poco, pero peor es confiar ciegamente en los “controles”». Algo de esto puede comprobarse aquí, y se puede seguir investigando con Google con un mínimo de voluntad.

Otros mitos

Las calorías. Ingerir menos calorías no necesariamente hace bajar de peso. Un alimento llamado “A” puede tener la mitad de las caloría que el alimento “B”, pero también tener muchas otras porquerías que dificulten tanto su digestión que incluso haya que tomar vitaminas para poder cagarlo.

Suplementos de vitaminas y minerales. El cuerpo humano necesita una cantidad increíblemente pequeña de vitaminas. Los suplementos exceden cientos de veces la cantidad que podemos procesar, creando una carga extra para el sistema digestivo. Más no es mejor. El mejor suplemento es una fruta, y nunca como postre, sino como desayuno (con el estómago vacío, no necesariamente por la mañana).

La sal. Además de provocar los conocidos problemas cardíacos, la sal engorda. ¿Cómo? La sal es una sustancia cáustica (la definición científica de “cáustico” es “que hace burbujas divertidas sobre los caracoles”; para neutralizarla, nuestro organismo debe retener grandes cantidades de agua, lo cual desequilibra los procesos celulares y nos hace aumentar de peso. Cuanto menos sal, mejor.

El vino con la comida. ¡No huyas, no voy a decir que el vino es malo! Pero es malo para la digestión, y alguien ha fabricado el mito de que un vasito de vino con la comida ayuda. Nada ayuda a la digestión. La digestión es un proceso automático que no necesita vino ni café ni té de hierbas de Chernobyll; funciona mejor cuanto menos sustancias tenga que digerir. Además, el vino es una sustancia fermentada que pudre cualquier otro alimento que haya en el estómago, complicando la digestión.

La mayor parte de los elementos que componen la comida son sustancias tóxicas, cosas que son fatales si permanecen en el cuerpo. Si no fuera así, no iríamos a dejar diariamente el 99% de la comida en el fondo del inodoro. Eso es todo. Buen provecho.

Aclaraciones: Lo del 99% es una exageración. Sin embargo, en cuanto a sustancias “útiles”, no es tan exagerado: en promedio, el 51% del calcio de la leche es excretado por la orina y el 23% por la materia fecal. Esos valores se incrementan cuanto más leche se ingiere. A su vez, la leche impide la absorción del hierro, por lo cual éste es excretado en valores cercanos al 100%. Y así con todas las sustancias: cada una posee un efecto más o menos importante sobre las otras. Por ejemplo, la cafeína aumenta (aún más) la eliminación de calcio, así como las proteínas, y por eso se recomienda ingerir la leche de forma aislada.

Entrevista el Gran Maestro Illuminati.

 

¿Es paranoia? o ¿estaban por todos lados?  juzgue usted.

Los Ojos Illuminati Que todo lo ven y todo lo muestran
.

el ojo que todo lo ve.

+ de el ojo que todo lo ve.

zion, palabra que se forma con el logo de los juegos olímpicos.

El árbol del bien y el mal.

Adoración a ATON, el disco solar.

Carta del Juego Illuminati: New World Order que predice los eventos catastróficos de Londres 2012. (mirar las camisetas y sus colores en las personas).

Saludo a la diosa isis.

Adoración Solar.

El nacimiento del anticristo

La gran pupilla illuminati

ojo reptiliano en el estadio de londres.

y Roger Federer?

El Búho molech en la medalla.

Imagen

La página oficial del grupo xenófobo estadounidense ‘Ku Klux Klan’ estuvo fuera de servicio tras ser atacada por el colectivo de pirátas informáticos Anonymous. Otras páginas neo-nazi también fueron objeto de ataques.

El ‘hackeo’ perpetrado por Anonymous este viernes fue realizado en el marco de una nueva cruzada denominada ‘Operación Blizkrieg’, que apunta contra el movimiento neo-nazi y la extrema derecha que está aumentando drásticamente de adeptos con la aparición de múltiples webs que utilizan como plataforma para organizarse.Además de deshabilitar dos páginas de Ku Klux Klan, Anonymous colgó varias páginas web de los grupos racistas en Europa, sobre todo, en Alemania.

Los piratas informáticos asumieron la responsabilidad por los ataques perpetrados bajo el lema “¿Puedes aceptar la opresión y el odio fascista y la violencia y propaganda que hay en Internet?” difundido a través de sus cuentas de Twitter.

De este modo los ‘hacktivistas’ siguen fieles a la tradición, ya que de nuevo cumplieron con su promesa de lanzar cada viernes ataques con el objetivo especial de limpiar nuestro Internet de sistemas corruptos corporativos y gubernamentales”, así como de luchar por derechos de los internautas.